Thriller

¿Por qué el aceite rojizo del tomate frito siempre se adhiere como percebes a las paredes del tupper? Implica tener que abandonar el recipiente con una dosis de ese nunca bien poderado salvador de almas que se llama fairy – hada, claro – y dejarlo reposar horas. Pero si el plástico absorbe y retiene el aceitillo, si se incrusta, ¿qué no trascenderá al contenido? Da que pensar qué te estás comiendo.

Etiquetas: , , , , ,

Los Comentarios han sido desactivados.