Todos los negritos buenos también se van al cielo

La gran esperanza blanca, es negra. Sin ser Presidente – la P grande es imPortante aquí – la enésima sombra de la duda razonable que afecta a eso que solemos llamar integridad de quienes se ganan nuestro favor con márketing y votos, se ha posado sobre sus hombros: Illinois. In God We Trust: habrá cercano y por deseo propio algún reverendo, que no los llaman curas, cuando pose su mano sobre la biblia y diga: so help me God. Levanto mi copa por asistir al espectáculo que nuevamente pone el destino frente a nosotros sobre la ilusión, la desilusión, la esperanza y el desengaño.

…pero nunca te acordaste de pintar un ángel negro

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.