Vayón y Navajas conversan

El uno saca una cita: “Había contraído méritos bastantes para haber sido fusilado por los unos y por los otros”. El otro devuelve un recuerdo, una razón, “cuando me convencí de que nada que no fuese ayudar a la guerra misma podía hacerse ya en España”. Los dos recuperan una voz. Me mezo con su misma emoción y la de todos aquellos que encuentran el hueco que falta, la tradición perdida, el camino que no fue. Adopto la postura de que me dure sólo unos segundos, como un trago lento del coñac más viejo: es mi memoria repleta de arcanos del siglo XX la que sigue meciendo de vez en cuando ideas, pensamientos, posturas. Porque no quiero vivir el presente cometiendo la injusticia conmigo mismo de que mi vida sea una vindicación de un pasado cualquiera. Para ser más exactos, del pasado de cualquiera. Porque ni gané ni perdí una guerra.

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.