Cartilla

Como procedía en su tiempo, paso a limpio:

“Compré tinta azul cobalto. La plumilla es tan fina que trastoca la caligrafía todavía más de lo que me lo produjo redescubrir que la paciencia con la escritura devolvía el orden a la mente. Ahora los trazos se afilan y el aspecto de vieja correspondencia se acrecienta. Incluso llego a comprender cómo podía hacerse literatura a pesar de que el papel y la tinta no permiten reescribir ni borrar sin que se pierda el orden y la pulcritud de la redacción. La razón, me parece, es que el relato se tiene que acomodar al trazo y eso lo vuelve mucho más maduro y menos ansioso de llenar el cuaderno de palabras. El estilo me parece que es, indudablemente, otro.”

Etiquetas: , , , , ,

Los Comentarios han sido desactivados.