Malditas casualidades

Descubren el lugar del cerebro donde residen las creencias religiosas. El periódico es pulcro, advierte de que no prueban la existencia de dios, sólo el hecho incontestable de que la fe y la religión existen. Los autores del hallazgo son una unidad científica que se llama Institutos Nacionales de Trastornos Neurológicos. Qué le vamos a hacer, que diría aquél.

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.