Aves de corral revolucionarias

Sentado en un remedo de paladar de un rincón decrépito de casi más allá de la Habana Vieja, contemplaba un gallo de enormes dimensiones encerrado en su correspondiente rejilla de materiales conseguidos por doquier. El propietario – concepto difuso en Cuba – del enorme ejemplar de plumas entre ocres y azuladas me dijo: “es un gallo internacionalista, de papá vietnamita y mamá cubana”. Raúl anuncia su conversión en gallo: la revolución se torna vietnamita.

(en realidad, si lo dijo o no lo dijo, es lo de menos: los hechos demuestran que han concluido que no les sirve ni a ellos. tanto monta, monta tanto)

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.