Ah, la dolce vita (segunda parte)

Me dejé olvidado a Tony Bennett. Un comentarista  deja dicho:“Nobody sing this song the way he does. Even Frank Sinatra understood that”. Una verdad como un templo. Al pobre Bennet le salió el gran Frankie y encima a  Andy Williams le pusieron lo de “el último crooner”, así que quedó en el limbo. Y eso que es el que queda en activo, aunque sea para memorizar, para  idealizar lo que fue en lo que él no fue tanto. Pero se apropió de la canción: “You don’t really fall in love for you can’t take the chance. So, please, be honest with yourself, don’t try to fake romance.” Pero, como la épica mafiosa del cine que, en definitiva, siempre se cruza con ello, la buena vida tiene límites, quizá porque la rutina no permitiría el calificativo de buena:  “Kiss the good life goodbye”

Postdata para navegantes con memoria: “please remember I still want you and in case you wonder why, just wake up…”

Etiquetas: , , ,

Los Comentarios han sido desactivados.