Que no te arruinen la esperanza de conocer a un hermano de Han Solo

¿Cómo aceptar que E.T. y los cinco tonos de los encuentros en la tercera fase no existirán y no podrán existir? La confianza en el futuro, el espacio como grial y fuente de optimismo ilimitado de toda una generación (o puede que de dos y hasta de tres) se irían al carajo. El enunciado es taxativo: Un astrofísico presenta una prueba de que los ovnis no existen.

Pero, un momento, no todo está perdido: la incompetencia periodística deja un espacio para la salvación. Lo que dice realmente el científico está entrecomillado: “él mismo reconoce que “no es una teoría sólida, sino más bien una sugerencia que merece la pena ser explorada”. Es un axioma el que la realidad no puede estropear una buena noticia. Aunque mucha esperanza de ver desembarcar a Flash Gordon procedente de Mongo, no tengo.

Los Comentarios han sido desactivados.