Liderazgo inspirador

Me siento en la mesa de reuniones. Mientras termino la botella de agua reparo en un cartón cúbico, alto, con una serie de indicaciones como si fueran instrucciones para poner en funcionamiento una nevera.

Lideramos de manera cercana e inspirador (sic) impulsando la responsabilización y cultura del feedback.

Aquí huele a doscientos metros a que alguien ha traducido accountability como responsabilización y ha seguido el diseño de todas las declaraciones de valores del mundo relatadas por, como poco, McKinsey: no encontró como decir feedback sin hacer un palabro. Que tiene cultura. Veo como si se me aparecieran en sueños consultoras diseñando esquemas retributivos, sistemas de evaluación del desempeño y planes formativos todos vinculados a estos valores preciosos. No falta ninguna palabra mágica: alcanzamos nuestros objetivos y desafíos trabajando como un sólo equipo. Nada menos. Espero que lo recuerden en el próximo ERE.

La redacción “desafíos” recuerda mucho a “challenges” que yo hubiera llevado a “retos”, por eso de sugerir más. Doy por hecho ya que esto está refritado de algo y que alguien se ha levantado una pasta, incluído el tipo que ha impreso el cubo de cartón. Cuatricomía.

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.