Qué poco glamour…

Las imágenes del centro de control de misiles ruso que pasa la agencia Novosti no muestran precisamente una estética high tech, sino que transmiten el mismo tedio y falta de gusto que las películas de James Bond atribuían al viejo mundo soviético. A excepción de sus espías. Femeninas.

Etiquetas: , , ,

Los Comentarios han sido desactivados.