Sandeces que uno piensa en el devenir de la mañana (xii)

Suele decirse que el Elvis de Las Vegas es un tipo en decadencia y del que uno no puede sentirse orgulloso. Viendo los vídeos – antes de que engordara, eso sí – uno se da cuenta de lo bueno que era Elvis, incluso en Las Vegas: pedazo de Suspicious Minds. Pero al mismo tiempo pienso que Nino Bravo era igual de bueno. Más sobrio, eso sí.

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.