Sobre la picardía

Al fin dí con una definición correcta de pícaro: dícese de aquel que premeditadamente engaña a los demás, se muestra orgulloso de ello y que, además, concita la admiración generalizada de terceros adquiriendo prestigio social siempre y cuando, detalle importante, no hayan sido víctimas del engaño.

(¿A que jode que te toque? Vamos, que no eres tonto, eres víctima de un delincuente. Verán que he excluido los componentes graciosos e ingeniosos porque, francamente, ¿dónde está la gracia del timo? Apelar a la creatividad humana como cobertura de la malicia resulta una costumbre demoledoramente frustrante)

Los Comentarios han sido desactivados.