Envidia cochina

Dicen en su portada: “Rosa Benito, de peluquera de Rocío Jurado, a estrella de la televisión”. Dentro, añaden que ha ganado medio milloncete de euros. ¿Lo que jode es que es peluquera? ¿Es porque tu no puedes?

3 Respuestas a „Envidia cochina“

  1. Isabel Dice:

    Lo de ser peluquera es lo mismo que dedicarse a cualquier otra profesión, pero saber donde se mueve el dinero y conseguirlo es un talento que no todo el mundo tiene. Lo que ganen los demás es asunto suyo, pero que el dinero se mueva por circuitos tan estúpidos es un poco triste. En fin, es lo que hay, ¿no?

  2. Gonzalo Martín Dice:

    Es que para mi ni es triste ni deja de serlo. Es su vida, la pagan por hacer eso y si la pagan es que hay demanda. También la hay para comprar jamon de cuarta y a mi me parece triste: si no puedo comprar uno que sepa a jamón, compro otra cosa que sí sé que me va a gustar. O también hay gente que compra discos de Bisbal y a mi me parece tristísimo, pero es que no limita mi libertad ni me obligan a consumirlo, ¿así que a quién le importa?. Este tipo de comentarios contiene dos elementos: uno, el típico rechazo al comercio propio de Celtiberaria unido a su proverbial envidia; dos, una visión elitista del acceso a los medios de comunicación por el cuál existen policías del buen gusto que deciden por ti. Casualmente, todo esto siempre está escrito por empleados de ese sistema que se creen mucho más importantes (cultos y necesarios) y que por supuesto ganan mucho menos.

  3. Isabel Dice:

    Justo, en esos dos elementos que explicas es donde está lo que me parece triste. Pero como sueles decir, sigamos…