En la era de las pamplinas…

Toros: “La cadena no programa este festejo desde 2006 para proteger a los niños”. Esto lo redactan personas que pasaron su infancia, por razones biológicas evidentes, mientras sí era posible que los ninios vieran toros. Los nenes, esos seres encantadores que ahorcan lagartijas y tratan de liquidar gorriones con tirachinas, hacen cola frente a los psicólogos por la conmoción de ver al ganado vacuno ser atravesado por espadas. Creo que el cuento está mal: antes no había psicólogos y ahora no hay tirachinas.

Los Comentarios han sido desactivados.