Vidas paralelas (lii)

Vendo vino en Hong Kong. Me muero de envidia.

Los Comentarios han sido desactivados.