A por ellos

Es sumamente interesante que un anuncio de una empresa quintaesencia de lo norteamericano sepa construir un relato nacional, un puro liderazgo a lo churchilliano, mucho mejor que los políticos en activo. Es sabido, pero las patrias son emociones y cuentos, apelan a la parte más estúpida y cariñosa que tenemos dentro. Es bonito creer en un Ivanhoe. Eso sí, los gestores de la patria son capaces de venderla por dinero, calificativo que suena cruel y despectivo, hasta herido, pero lo que quiere decir es que cuando las cosas prácticas se imponen, los cuentos se cambian. Seguramente, es inevitable. La cuestión es saber que los cuentos, cuentos son.

Postdata: y no es moco de pavo comprobar que una empresa norteamericana no es norteamericana igualmente por dinero. A añadirle picante a la hamburguesa, con el fin de que McDonald’s vendiera en México, se le llamó tropicalización. El dinero, claro, no tiene patria. Hay que ser dueño del negocio, que es lo único que cuenta al final del día.

Postdata II: es de esos posts… en los que no se entiende nada sin los enlaces. Sean dedicados.

Los Comentarios han sido desactivados.