Pobres profesionales de la oposición

Lo más alucinante de todo el tono periodístico es que se mira con lástima a los que hacen de opositar al estado una profesión… sólo de leerlo uno se pregunta si todo el esfuerzo que hacen en opositar lo dedicaran a buscar trabajo en el sector privado y a crecer dentro de él… Pero, espera, dirán que no hay oportunidades y que no les gustan los sueldos… En realidad, a lo que aspiran es a que les demos un cortijo de por vida. Y se sienten legitimados. De delicia lo de estar “en incertidumbre”, como si los demás no lo estuviéramos siempre y de por vida:

Ahora, Silva tendrá que esperar como mínimo hasta 2015 para volver a opositar. “Gracias a Dios, en la adjudicación de plazas de ayer sigo estando”, dice, pero “este año me he visto con un pie fuera”. Teme por el futuro de su trabajo ante los continuos recortes y se queja del Plan de Calidad de la Junta de Andalucía, que según él condiciona el funcionamiento de la bolsa de interinos: “Hay gente que ha logrado plaza después de trabajar seis y ocho meses en un centro adscrito al Plan y otros que han trabajado años en centros no adscritos que lo han conseguido”. Lamenta estar en esta situación de incertidumbre tras “una carrera de 14 años” y teniendo dos idiomas, y “viendo como está el panorama” solo pide “tener la oportunidad” de poder hacer una nueva oposición.

Hay postre. De cómo se ha creado el perfecto sistema de incentivos para buscar el acomodo en la vida:

De familia de funcionarios, es la única que nunca ha trabajado en el sector público. “Soy la oveja negra de la familia”, bromea. Ha intentado varias veces opositar a un puesto de Auxiliar Administrativo en el ayuntamiento de Madrid “para volver al terruño”, pero siempre “me tiran en la prueba de informática”. A pesar de eso, no se rinde

1 Respuesta a „Pobres profesionales de la oposición“

  1. Jose Alcántara Dice:

    Tener 2 idiomas debe ser lo más. Aún si fueran 3, o 4… pero 2. Quicir… imagino que eso se corrresponde con una fenomenología tipo «soy nativa de español y veo Breaking Bad con subtítulos en inglés: 2 idiomas». Usar lo de los «teniendo 2 idiomas» como demostración de lo mucho que merece la plaza fija es increíble…