Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (xliv)

“Ahora se ha puesto de moda decir que las administraciones no pagan. Pues acostúmbrese a no cobrar de ellas”, espetó. “Tenemos documentos en nuestro museo que prueban que en 1980 cobrábamos entre 300 y 400 días después. Era la época del Insalud, antes de traspasar la competencia a las autonomías”. Sin embargo, el mayor rango de morosidad se produjo en 1992. “La Expo y los Juegos Olímpicos los financiamos Grífols y otras empresas como la nuestra. Llegamos a cobrar con 700 días de retraso”.

Lectura paralela:  de cómo independizarse para cambiar un estado por otro, no es la panacea.

(no, para nada: “Grifols “no puede depender” de un país en el que es el Gobierno el que fija el precio de los medicamentos “y encima no paga”. “Vendemos fuera porque allí se cobra y aquí no”)

Los Comentarios han sido desactivados.