No había mal que por bien no viniese…

“Las familias españolas reducen la compra de comida por falta de dinero”, dice el reportero. Aún en su frialdad, no deja de deducirse un tono de lamento. ¿Pero no decían que estábamos demasiado gordos?

Los Comentarios han sido desactivados.