Que Twitter no te estropee una buena noticia

“Gareth era un jugador al que no teníamos ninguna intención de vender, ya que queremos construir un equipo para el futuro. Es un jugador cuya carrera hemos fomentado y desarrollado. Pero tal ha sido tal el interés del Real Madrid y el deseo del jugador de marcharse, que hemos considerado que no iba a estar suficientemente comprometido esta temporada. Por lo tanto, tuvimos que acceder a la venta, a sabiendas de que tenemos un equipo excepcionalmente fuerte. Deseamos a Gareth lo mejor en el futuro y siempre será bienvenido a White Hart Lane”, explicó el presidente del Tottenham, Daniel Levy, en Twitter.

¿Y cómo pudo decir todo eso el señor Levy en Twitter si sólo pueden publicarse 140 caracteres?

P.D.: Bien, solo es arrojar una gota más en el  mar del absurdo del periodismo como cuarto poder o cualquiera de los mitos que quieren desarrollar. Pero dado que el que escribe esto ni siquiera sabe cómo funciona twitter o es simplemente incapaz de señalar la fuente de modo correcto, ahora imaginemos cualquier corte de telediario hablando de la guerra de Siria y si Obama o cualquier otro deben liarse a tirar bombas. Estoy dispuesto a pagar una cena de cinco estrellas a quien me envíe un clip televisivo en el que un espectador con capacidad de leer y escribir sea capaz de responder tras verlo qué pasa en Siria. La prensa impresa no es mucho mejor. Pero es que no puede ser de otra manera: esta anécdota muestra que la llamada noticia se produce por quienes, a pesar de esgrimir su cualificación, no entienden de lo que están escribiendo. Están incapacitados para ofrecer contexto. Así que no es posible con ese método de producción (desconocimiento más la idea de “actualidad· concebida como un timeline) cumplir con el grial que esgrime el periodismo. Ítem más: ¿cómo pueden esperar que existan anhelos por pagar por esto? No sólo no tiene un estándar de calidad que lo merezca, sino que encima podría haber localizado cualquiera el tuit fantasma que enarbola el redactor haciendo clamorosa su inutilidad como intermediario.

Los Comentarios han sido desactivados.