Inteligencia vs periodismo

Dicen los señores de Stratfor que la diferencia entre periodismo e inteligencia es que “where journalism focuses on what has happened, intelligence also concerns itself with what will happen — and even more important, why it will happen“. Tristemente debe decirse que el periodismo se supone que respondía a cuestiones como what, who, when, where, how and why lo que sospecho que deja la cuestión realmenten en indiferente: tantas veces la inteligencia tiene que responder a hechos pasados que fue imposible de prever que tiene que explicar exactamente lo mismo que los periodistas.

Pero aquí el corolario es la miseria del periodismo: o es inteligencia o no es periodismo. Más mísero aún: resulta que la función del periodismo que realmente excita al periodista la cubren personas que sí son capaces de cobrar pero que no se llaman a sí mismo como tales. Si quieren que me regodee más, el resultado es que desaparecen los periodistas que puedan responder a las preguntas anteriores para dedicarse al entretenimiento mientras quienes sí se dedican a responderlas son, como era de esperar, servicios que atienden a la inquietud – práctica o intelectual – de minorías.

2 Respuestas a „Inteligencia vs periodismo“

  1. Jose Alcántara Dice:

    Vaya, al final resultará que los periodistas, esos profesionales, por lo general carecen de la inquietud que sí tenían y tienen muchos bloggers, esos aficionados sin licenciatura en comunicación ni reputada cabecera que les respalde. Y resultará que es más fructífero encontrar analistas de inteligencia haciendo eso que el periodismo declara hacer, pero haciéndolo en sus blogs, ¡y haciéndolo como una commodity, ganándose la vida con otra cosa porque las crónicas las publican gratis, lujos del intrusismo profesional!, que encontrar periodistas inquietos en las redacciones de los grandes periódicos.

    Y no me sorprende que eso sea así, ni que en realidad sea algo que sólo una minoría acude a buscar.

  2. Gonzalo Martín Dice:

    Yo creo que la palabra blog nos sobra. Es la definición de un formato que ofusca la comprensión de en qué consisten las opciones y lo degrada desde el punto de vista de marca: sí, el corporativismo influye pero ¿has visto algun resumen de prensa que no se refiera a eso, a la prensa, al papel impreso? Hablamos de que la prensa, hablando de modo estricto, hoy día son los gestores de contenidos electrónicos. Llamarlo blog nos hace olvidar que el problema es el acceso crítico a la información. Y resulta que un petardo repleto de errores como Stratfor lo hace mucho mejor que la prensa: no sólo porque es capaz de cobrar por ello y hacer creer que se le debe pagar, sino porque a nivel estrictamente editorial (ah, no inteligente) ya quisiera la prensa vista desde su propio mito: ese de la verdad, el rigor, etc. etc.