Tuppermaría y capital riesgo

“…y tiene una misión: “Conseguir que consumir marihuana sea tan normal como tomar vino con la comida”.

El negocio está en marcha:

Sus empresas hacen consultoría, asesoría de imagen, marketing, branding, publicidad. Afirma que gestiona un fondo de inversión de 106 millones de euros para invertir en negocios de marihuana. Conseguir su legalización, y cobrar por ayudar a colocarse en un buen sitio para cuando eso suceda, es su trabajo.

Y el público normal y corriente en fase fiebre del oro:

“Este es un programa de patrocinio para ayudar a la gente a meterse en la industria”, explicaba Shuman. Una por una, las participantes se iban presentando. “Hola, soy Kim, soy interiorista. Estoy harta de dispensarios de marihuana oscuros, quiero conocer gente y entrar en la industria”. Otra: “Hola, soy fotógrafa y estoy lanzando el primer sitio de fotografía y vídeo especializado en marihuana”. Una tercera decía que era médico y que en realidad la marihuana no le importaba mucho: “Estoy aquí para hacer dinero”. Una empresaria amiga suya, enseñaba su último producto, caramelos para perros con marihuana. “Es para perros nerviosos”, dice.

Etiquetas:

Los Comentarios han sido desactivados.