Extrañas coincidencias de las aglomeraciones

Si estás solo, ves la ciudad, si hay otros 500 a tu lado, el turismo eres tú.

 

La anécdota es barcelonesa, valdría para Estambul. Es interesante ver cómo el usuario se convierte en el objeto de explotación en lo que ya no se sabe si es ignorancia, falta de personalidad, aburrimiento o irresponsabilidad. O todo junto.

Los Comentarios han sido desactivados.