Antídotos intelectuales contra la mierda de toro (lxvii)

Es francamente divertido también escuchar a personas que dicen que los ciudadanos no pueden permitirse su propio plan de pensiones, y a la vez asumen que se pueden permitir uno público deficitario, sumada una burocracia que lo gestione y las subidas de impuestos necesarias para cubrir el agujero.

Capítulos de libro interminable sobre el daño de las buenas intenciones.

 

Los Comentarios han sido desactivados.