Mayoría

Da igual con qué o quién se diga, pero me lo motiva esta cita de Ada Colau: “hay una gran mayoría favorable al referéndum; esa es la mayoría que tenemos que recuperar”. Hecha la salvedad puramente dialéctica de que si existe la mayoría no sería necesario recuperarla, la cuestión es si – en este caso u otros – con el uso y abuso de la expresión mayoría lo que se está buscando es aplastar a los demás. Es decir, si la mayoría es un sistema correcto de toma de decisiones (o de todas las decisiones) y tiene legitimidad para imponer a todos los individuos la voluntad de otros.

Obviamente, este es un tema que la ciencia política ha debido tratar en abundancia. Muchos recuerdan en estos casos las tropelías de quienes ganan elecciones por mayoría para suprimir con toda legalidad reglas básicas que afectan a todos. La disparidad de mayorías (la del censo, la de votos, la del resultado electoral) que ofrecen los sistemas de elección colectivos locales y de otros lados ya debería suponer una seria sospecha sobre el concepto. Todos se proclaman demócratas y acusan a los demás de no serlo por apoyarse en cada una de las mayorías que les favorecen.

Ingenuo que soy, me gustaría escuchar a los demócratas si existen decisiones que no pueden tomarse por mayoría. U otras que requieren mayorías cualificadas, por aquello de que tengo que convivir. O si es legítimo tomar decisiones que se someterán irreversiblemente a todos sin contemplar todas las opciones y generando escasez de alterntivas. Ingenuo que soy, a ver si ser revolucionario o asaltar los cielos debiera consistir en el análisis de la toma de decisiones que afectan a diferentes ámbitos, especialmente para saber cuándo no. Cuándo no los mayoritarios pueden afectar a mi vida. Lo digo porque, por ejemplo, los mayoritarios pueden encontrar fantástico y realizable prohibirnos la carne por mi propio bien y, presuntamente, el del colectivo. Ya decidieron que yo no podía dejar fumar a la gente en mi boda, la que no he celebrado. Y eso que yo no obligaría a nadie a ir.

Los Comentarios han sido desactivados.