Qué difícil resulta ser original

Un diario online de nuevo cuño y de línea editorial de resistentes dió un giro empresarial y con mucha lógica redefinió su aspecto: diseño y usabilidad. Saludó su renovación con información a los lectores muy elogiosa sobre su propio esfuerzo, cosa necesaria por aquello de que si no crees en ti mismo quién va a creer.

Las palabras sugerían un cuidado análisis y un detallado estudio de apariencia y presentación. El título: “Una nueva, moderna y cosmopolita Crónica Global”. Casi nada. La explicación:

Durante dos intensos meses estivales dos profesionales de primer nivel han trabajado de manera intensa para concebir y plasmar el producto que hoy tienen ante sus pantallas. Color intenso, titulares claros, un orden comprensible y unas tipografías capaces de seducir a la creciente comunidad de lectores y suscriptores.

 

No sólo eso:

El autor del nuevo logotipo que acompaña la cabecera es el laureado diseñador Jordi Almuni. Con su creación ha querido actualizar la trayectoria del medio de comunicación. “Se ha trabajado para crear una imagen más sólida, más contemporánea, más creíble, y más alineada a las identidades gráficas de los referentes en el sector digital de la prensa moderna”, argumenta el director creativo de una agencia de publicidad especializada en el gran consumo.

 

Supongo que en la expresión “más alineada a las identidades gráficas de los referentes del sector digital” es la clave o la disculpa. Veamos por qué. Esta imagen es la imagen del diario tras su revamping:

 


Y ésta es la de la revista Time, que tiene unos cuantos años:


Quedarse sin verano por esto…

Los Comentarios han sido desactivados.