Artículos de la Categoría: ‘Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal’

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXIX)

domingo, 27 febrero 2011

De cómo la sopa boba arruina conceptos, crea monstruos, facilita el control social y, en definitiva, conduce a la dependencia insoportable y a caer en manos de castas aprovechadas. Hay universos que cuesta comprender: no me ayude, confórmese con no impedirme que me gane la vida.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXVIII)

martes, 15 febrero 2011

A cada argumento de las cuentas que echaba la abuela, aparecía el estudiante de economía para quitarles hierro o añadir glamour: la inflación y los tipos de interés eran una cosa que decía el Banco de España y  los señores estadísticos del INE. Pero las abuelas sólo echaban cuentas de lo que queda al final del día y el esfuerzo de dar de merendar a los nietos. Seguramente sin conciencia de emplear conceptos finos como referirse a una economía desmercada, habrían reparado en el detalle de lo que realmente le cuesta la merienda, el fontanero y el frutero: lo que uno no entiende a estas alturas es por qué hay quien todavía encuentra mínimamente objetable que tanto el chapuzas como el afectado acuerden las cosas sin iva: en ambos lados echan cuentas de lo que, a final de mes, queda para los nenes. Para qué estamos, si no. Mucho más cuando cualquiera de los dos puede quedar enclavado en la categoría de los que sufren la mora del estado, el mismo que exige integridad moral y contable a todos los demás menos a sí mismo: aunque no fueran los doce mil millones que se aseveran, es más fácil decir fraude que se está ganando la vida.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXVII)

martes, 11 enero 2011

Hay afirmaciones que producen vergüenza ajena. Algún día el pronunciador de sus palabras sentirá el calor del sonrojo en sus mejillas:

Muchas veces se trata de transmitir la idea equivocada de que el desarrollo de Internet y de la Sociedad de la Información está reñido con la protección de la propiedad intelectual”, apuntó el responsable de la cartera de Industria, quien aclaró que “con el tiempo”, si no protegemos la propiedad intelectual, “no habrá contenidos” y, que sin los mismos, se perderían de “forma sustancial” el valor y el atractivo de la Red”

(más…)

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXVI)

domingo, 9 enero 2011

El diario lo presenta como un pago, un favor político. De ser cierto [hoy alguien explica que no lo es, pero fíjense en el “una vez más” que sigue], sólo confirma – una vez más – la falsedad de lo que finamente y muy MBA llamaríamos propuesta de valor de los sindicatos. Pasemos por hoy, vámonos a la impunidad de los buscadores de rentas o saqueadores de las arcas del estado, que de cualquier modo pueden ser llamados: (más…)

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXV)

lunes, 20 diciembre 2010

Vuelve a casa por navidad. No importa que los parados de larga duración se hayan quedado sin limosna. No importa que a los empleados públicos se les haya bajado el sueldo por austeridad, ni siquiera importa que estén en conjunto mucho mejor pagados que el resto de los mortales. No importa que el dinero no sea suyo. Inlcuso no importa que el gobierno sea laico y haga doctrina para retirar belenes de los colegios. Esta navidad, vuelve a ver regalo alimenticio en Moncloa: un reservita de once euros por barba y cesta para los altos cargos, nos ha fastidiado. Y todo por hacer su trabajo bien o mal. Uno piensa que el falangismo no habrá terminado hasta que no se erradique la última cesta de navidad.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXIV)

sábado, 18 diciembre 2010

Gastar saliva en la obviedad es casi ofender la inteligencia del lector: hay poco gasto de humedad que hacer al comprobar que la casta política se reserva el mejor tratamiento para su jubilación mientras que al pueblo soberano se le exige, por su dinero, cada día más requisitos para un futuro siempre incierto. Excusas tienen, siempre queda elegantísimo elevar la consideración de los padres de la patria y los méritos que concurren en su extenuante labor en pro de nuestro bienestar (y libertades, dicen) argumentando que algo de incentivo se merece dejar la vida profesional (como si no fuera una profesión la de representante político) para tener, suelen decirlo, a los mejores. No entraremos en el fracaso de la idea ahora, basta con cuestionarse su inequidad. (más…)

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXIII)

jueves, 9 diciembre 2010

Entre lágrimas, suelen decir que no hay modelo de negocio, que no se encuentra, que no acompaña. No, no hay modelo de negocio que lo soporte. Por eso es mejor que lo pague el estado. Y, si culo veo, culo deseo.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXII)

jueves, 7 octubre 2010

Si lo han entendido bien (es prensa, ¿qué esperan?), los políticosse suben el presupuesto en año electoral. No hay crisis ni austeridad que valga parar mantener los privilegios.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XXI)

domingo, 22 agosto 2010

La tentación constante al regreso de la economía planificada.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XX)

viernes, 16 julio 2010
Rehenes:

“Aún cuando en el caso de los clientes privados puedo entender la desviación de responsabilidad, siempre me he negado a que el Estado me exija con una mano la devolución de un importe cuyo abono retiene con la otra mano”

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XIX)

viernes, 4 junio 2010
La cuestión griega, me dice la memoria, no es cosa de ahora: para hacer los cálculos de entrada en el euro ya se decía que había contabilidad creativa. Ahora la creatividad ha alcanzado, nadie dice negarlo, el convencional nombre de fraude y mentira. Hoy nos saludan con que los húngaros también mintieron. Y hay quien asevera sin que nadie le desmienta o le tome en serio que, los nuestros, españolitos ellos, también tornaron al diego en vez del digo.
Complejos asuntos para mortales como nosotros. Pero la sombra de la duda es demasiado ominosa como para la ignorarla. Cuando reclamo mi libertad para administrar mi pensión, cuando señalo el fraude legal de la confiscación de tus fondos para traicionarte en tu vejez, siempre soy interrumpido con el argumento simple y aparentemente demoledor de la quiebra de los fondos de inversión. Fondos que deben ser rescatados con dinero llamado de todos.
Tengo perplejidad: el estado defrauda en sus cuentas, está se quiera o no en quiebra y, si no se declara, se impide por la reducción masiva de las prestaciones que te dieron con la palabra derecho adherida. Ni siquiera es la primera vez que lo veo en mi vida. Por no hablar de la arbitrariedad constante de su composición. Pero es solidario. Es indefensión, es abuso. Es tornar servidumbre por libertad. Desamparo en nombre de una protección que deriva en cautiverio a los partidos y su estructura de poder.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XVIII)

martes, 11 mayo 2010

Tantas veces las cosas se explican por sí mismas:

Entre 2000 y 2008, la remuneración por cada trabajador del sector público se ha incrementado un 5,1% anual, frente al 3,2% del resto de países. Suma y sigue, porque el coste salarial por empleado del sector público excede en más de un 20% el coste por empleado en el sector privado

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XVII)

jueves, 11 marzo 2010
Aunque Zapatero no cobra como diputado por Madrid, al ser incompatible con su sueldo de presidente del Gobierno tiene una póliza suscrita a su nombre con el BBVA que paga el Congreso
(…)

Las Cortes abonan anualmente el 10% del sueldo de los parlamentarios, que en el caso de Zapatero es 4.337 euros. En total, el Congreso y el Senado aportan cada año 2.687.478 euros de su presupuesto para financiar esta pensión privada.

Es decir, no sólo las decisiones sobre tu vejez han sido tomadas por otros sin opción de abandonar o renunciar al sistema, sino quienes lo deciden sí que pueden privilegiarse a sí mismos otorgándose dinero y complementos que ponen en manos privadas. Manos privadas que no son las del banco en cuestión, sino las suyas propias al ser los titulares directos de los rendimientos obtenidos por el banco, sin reparto ni modificaciones unilaterales. 
No tembléis: esparcid hojas de té al paso de los confiscadores.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XVI)

viernes, 19 febrero 2010
No tengo que añadir una mísera gota de creatividad para mostrar la tristeza del uso del dinero confiscado, sólo darle las gracias a Albert Esplugas por haberse repasado La Vanguardia para encontrar esos momentos en los que Pilar Rahola se vuelve lúcida como uno de los siete sabios de Grecia:
El Ministerio de Bibiana Aído ya lleva gastados 845.803 euros en 22 “estudios feministas”, cuya indiscutible utilidad queda reflejada en la información que publicó La Vanguardia. Por ejemplo, 15.000 euros para el inenarrable estudio de “Topografías domésticas en el imaginario femenino. Una visión comparativa, transnacional y hemisférica”, o 50.000 para “Ética, religión y normativa de género: el papel de los principios en las sociedades tradicionales y en las democracias complejas”. Si sumamos los 600.000 euros que la ministra ha dedicado a tesis sobre feminismo, la estimada Bibiana lleva gastados, en plena crisis económica, 1.445.883 euros de nada en contentar al lobby. Y ahora, para no quedar en poco, acaba de aprobar 26.000 euros para un informe titulado “Mapa de inervación y excitación sexual en clítoris y labios menores, aplicación en genitoplastia”, cuya finalidad evidente es que la mujeres sepamos dónde tenemos un dedo y dónde ponerlo. (…)

Primero, resulta insultante que una ministra nos diga cómo tenemos que darnos placer las mujeres, llevando al extremo el paternalismo – ¿maternalismo?-de un Estado que cree que no sólo puede entrar en el comedor de casa, sino que ya quiere entrar directamente en la cama. Y segundo, porque en los tiempos negros del paro disparado, las empresas que cierran, las gentes que lo pasan mal, el hambre de algunos, la desesperación de otros, tirar el dinero en descubrir el clítoris es un insulto descomunal. Nada, destrozadas por la crisis, pero satisfechas con el solitario. Y ellos, ni eso. En fin, la frase es de Claude Chabrol: “La tontería es más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no”.
Además, uno aprende. Repitan conmigo: “La tontería es más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no”. Tengo que pensar seriamente en hallar el origen de esta sentencia espléndida y meditar con detenimiento si es el lema que debe acompañar el título de este blog. Anda que no tengo ego, Sra. Sánchez.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XV)

jueves, 11 febrero 2010
Esta es la clase de lecturas que te confirmarán como un perfecto fascista (además de un perfecto objetor fiscal, que seguramente es lo mismo). No sólo por la fuente, sino por la osadía. Me ha permitido aprender otra de Orwell, que es casi como un profeta. Tanto hablar de Foucolt y el poder y lo que todo individuo con tres gramos de curiosidad necesita saber para entenderlo está en cuatro cositas del inglés nacido birmano: “en tiempos de engaño, decir la verdad es un acto revolucionario”.
Mare de déu, mentar a un chileno mataniños que puso las pensiones en manos de sus dueños y receptores no puede ser ni cívico, ni decente ni, por supuesto, solidario. Pero, al menos, rebosa sentido común, conocido como el menos común de los existentes y, digo yo, como poco pensable para los mortales.

En mi ensayo del 2004 ¿Hundirá el euro la bomba de las pensiones? (Will the Pension time bomb sink the euro?), concluí que Europa terminaría enfrentando una encrucijada vital: abandonar la moneda común o abandonar el paradigma bismarckiano. Pues resulta que el ADN del sistema de reparto permite la manipulación política de las pensiones, lo que exacerbado por la caída de las tasas de fertilidad y el incremento en las expectativas de vida, conduce al déficit fiscal, la deuda creciente, la insolvencia de los Estados y el posible fracaso del proyecto de la eurozona.

“La” manipulación política de las pensiones. No sólo en sus importes y beneficios electorales, sino en la realidad moral más evidente: la conversión de ciudadanos presuntamente libres en rehenes de limosna. Los amigos inteligentes que de vez en cuando me rodean se ponen científicos ante mis palabras y me saetean con sesudos análisis microeconómicos sobre resultados y riesgos de los sistemas. Empirismo y practicismo. No es desdeñable. Pero se me hace difícil olvidar el valor moral de la cuestión de fondo, la capacidad o la anulación de la capacidad para influir en tu destino con tus propios bienes, la recaudación forzosa del rendimiento de tu trabajo a cambio de inseguridad y discrecionalidad. Uno prefiere tener la misma inseguridad decidiendo por sí mismo.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XIV)

lunes, 1 febrero 2010
La Ocde “aconseja a España adecuar las pensiones a la esperanza de vida”, “también recomienda que se haga de toda la vida laboral, y no de los últimos quince años”. Son parte de un titular y un sumario francamente exentos de línea editorial. Lo que la OCDE está aconsejando es, dicho de verdad, bajen ustedes las pensiones. Para una vez que la prensa es precisa en la determinación de hechos y declaraciones nos hemos perdido lo mejor. Mientras nos las bajan, seguimos sin tener la posibilidad de evadirnos de esta versión moderna del tocomocho: te dan una estampita – nómina – a cambio de tu dinero, y siempre te devuelven menos.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XIII)

miércoles, 30 diciembre 2009

…formaban parte de una cesta de Navidad entregada a los periodistas que cubren la información del Gobierno. Los comentarios han sido muy favorables al cambio realizado por De la Vega.

Es decir, ningún periodista, reportero o tribulete ha planteado ante la recepción del obsequio, entrañable gesto en entrañable fecha, la más mínima objeción a ser honrados por un gobierno que deben supuestamente vigilar como fascinantes miembros del cuarto poder que son. Ni siquiera se han preguntado que, cuando es a la inversa, los regalos recibidos por los políticos en función de su cargo, la dinamita en forma de tinta se prende sin respiro. Pero tampoco que lo espléndido del buen gusto de la presidencia y vicepresidencia del gobierno se hace con un dinero que no es de ellos, mientras discutimos los pobres euros de un pensionista o un parado. Qué demagógico es usted, me dirán. Demagógico, digo yo, es que los mismos señores que deciden tu ración de pensión puedan demostrar generosidad y afecto con los que les han de criticar (sic) con un dinero que no es suyo:

Pero también la vicepresidenta ha incluido una serie de alimentos artesanales de alta calidad, como mantecados de Valladolid, castañas ecológicas cocidas de Lugo, un vino de Jumilla, miel de la sierra de Teruel, una mermelada de frutas de La Rioja y un turrón de almendra de Valencia…

Y, a mí, que lo pago, ¿por qué no me dan? Obviaré la cuestión de que un gobierno que hace gala y santo y seña de la laicidad regale por navidad.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XII)

viernes, 25 diciembre 2009
Lectura en el Diario Vasco. Al habla Josu Jon Imaz, presidente de Petronor, capitoste jubilado del nacionalismo local. Repleto de sentido común. Uno piensa que siempre que le ha oído. Dice: “¿quien va a invertir en una central miles de millones si a los tres años te cambian la normativa?”. Quieren invertir en plantas nucleares, pero daría lo mismo con cualquier otra cosa que requiera la norma dictada por un gobierno.

Los particulares no tenemos miles de millones. Al menos, los particulares de andar por casa. Pero, en proporción, hacemos lo mismo todos los años de nuestra vida laboral. Sin posibilidad de elegir, uno es afiliado obligatoriamente a la Seguridad Social con el primer duro que ingresa. Sin posibilidad de elegir, el Gobierno dice hacerse cargo de determinar cuotas y retornos. Cuando ingresas, el relato legal te hará saber el número de años y cantidades que se han debido aportar para tener unos ingresos en el retiro generalmente más magros de lo que uno espera. Lo cierto es que, a medida que cotizas, las reglas para obtenerlo se modifican varias veces. Los argumentos, una supuesta solidaridad, suelen ser sonrojantes; pero son irrelevantes ahora. La cuestión es si te dieran a elegir si aceptarías que las reglas se cambiaran sobre la marcha: la parte más difícil de tu vida depende de ello.

La palabra, no conozco otra mejor, es fraude. Sí, me atrevo a repetirla: fraude.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (XI)

domingo, 8 noviembre 2009
Suelen reiterar los señores y señoras cineastas en lo que parece la defensa última del sistema cuando se alcanza el momento de reconocer su abuso e inutilidad, que no son únicamente las señoras y señores cineastas los que reciben subvenciones, que toooooodo el mundo las tiene. A saber: agricultores y fabricantes de coches. Es decir, que no hay canallada ni privilegio, especialmente porque las suyas de ellos, ay, no son tan abundantes comparativamente. En eso tienen razón. Y, con ello, pues se hacen una vida.

Los señores mineros explican exactamente lo mismo. Los papeles dicen que por cada minero los pagadores de impuestos ponen doscientos mil – exactamente – euros al año, pero que a su sueldo sólo llegan la décima parte.

Testimonio 1, el minero:

Merillas, como otros lacianiegos, no ve distintas las ayudas mineras a las de otros sectores. «Las que dan a Renault o a Opel son más y nadie dice nada… Y también reciben subvenciones los agricultores y no sé cuántos sectores más», pone de manifiesto con énfasis.

Testimonio 2, el diario:

Así, los mineros con más antigüedad perciben, como mucho, el 20% de los 204.000 euros de gasto por trabajador que destina el Estado a mantener esta industria. Fijando una media de 35.000 euros brutos al año, la nómina de los 8.000 mineros en activo cuesta sólo 280 millones. ¿Qué pasa con los restantes 1.354 millones en ayudas que este año llegarán a las cuencas? ¿A qué se destina tan descomunal cantidad de dinero en zonas tan marcadamente despobladas? Ésa es la pregunta que se hacen los propios mineros, las compañías eléctricas y los analistas.

Testimonio 3, el minero:

Pero, explica, «aquí es lo que hay y muchos amigos ni tienen trabajo». «Los salarios no son el copón, pero sin esto, habría tenido que marcharme de aquí: a quien diga que ganamos mucho lo meto yo a trabajar un día conmigo», concluye.

Testimonio 4, un inglés suelto por España:

Lo curioso es que muchos de los hijos de aquellos mineros británicos, tan apegados como estaban a sus pozos hasta que Thatcher los cerró uno tras otro, están volcados ahora en trabajos que tienen que ver con tecnología punta. Es el caso del sur de Gales, que tenía una legendaria cultura minera y conserva sus orfeones y bandas musicales. Ahí se ha conseguido una ejemplar reconversión industrial. Sin embargo, visitando hace pocos años la cuenca donde estuve hace tantos me chocó comprobar que se vivía con la nostalgia de lo que nunca, en el fondo, se apreció. Me di de bruces con la nefasta cultura de la subvención y del mínimo esfuerzo.

Testimonio personal: todos creen que lo suyo es válido porque los demás tienen lo mismo. Pero no parecen creer que sea porque es bueno, sólo por lo que si llamo comodidad seré vilipendiado y si llamo inmovilismo insultado por insensible: la incapacidad de cambiar su vida, la marcha a un nuevo vecindario como una condena y no como una búsqueda del progreso y la soberanía personal. Nadie, tampoco, tomará en cuenta que hay otros que ni somos cineastas, ni agricultores ni mineros, que tampoco montamos piezas de vehículos y también queremos un destino a salvo del destino.

Apuntes para la formación del perfecto objetor fiscal (X)

miércoles, 4 noviembre 2009
Para qué decir más, si ya lo dice él:

Lo primero que llama la atención es que, por fin, el gobierno se ha retratado sobre el umbral salarial a partir del cual un ciudadano entra en la denostada categoría de rico. Cien millones de las antiguas pesetas. Sin embargo, a la hora de modificar la norma se establece una distinción entre foráneos y nacionales, quedando los últimos penalizados con el marginal máximo en el supuesto de que ganen más de 53.500 euros al año, esto es, diez veces menos. Está claro que algo falla en esta ecuación: o los españoles pagan por exceso o los extranjeros lo hacen por defecto si de igualar se trata. O la reforma se ha construido desde la demagogia de querer afectar a un colectivo concreto sin que importe su repercusión recaudatoria. Frenemos a Florentino.

La segunda conclusión que cabe extraer es la incapacidad reiterada de nuestros dirigentes, y sus socios parlamentarios potenciales, para entender que el mundo es cada día más global y que la pelea por el talento en las economías desarrolladas sólo se puede establecer en términos fiscales, sea a través de ventajas impositivas o ayudas directas. No sólo eso, la cortedad de miras afecta al equivocado análisis que realizan sobre la situación de la economía española que necesita, hoy más que nunca, encontrar áreas de actividad que le permitan reorientar su modelo productivo hacia una generación permanente de valor añadido. Olvídense con esta proposición de atraer emprendedores con una mínima ambición o de construir, por ejemplo, un centro financiero orientado hacia Latinoamérica. Una oportunidad que viene de la mano de la crisis de la City, por cuestiones igualmente fiscales, y de la previsible persecución a los paraísos fiscales. Adiós el Madrid, centro financiero de mi amigo Ignacio de la Torre.