Artículos de la Categoría: ‘Cajón de Sastre’

Canciones de nuestros padres (vi)

Miércoles, 9 abril 2014

 

ElRotoabril14
El Roto.

Discursos siniestros

Sábado, 5 abril 2014

Hay discursos de aparente lógica: (más…)

La obsolescencia del lujo tal y como lo conocíamos o la (afortunada) banalización del confort

Domingo, 23 febrero 2014

Me miran, cuando digo estas cosas, como una especie de fascista de nuevo cuño que sólo por cierta perplejidad ante el argumento no termina su conversación recibiendo un insulto. Uno suele decir que crisis en apartamentos de la burbuja con agua caliente, calefacción, una piscina comunitaria y una playstation para las tardes de sábado no es una crisis demasiado mala. Es entonces cuando te recuerdan que  hay personas pasándolo muy mal. Sí, cierto y obvio pero, como todo, las posiciones relativas de cada cosa hacen difícil dar con una perspectiva mayor que no se centre en la anécdota nada anecdótica del sufrimiento: un taxista peruano me miraba sonriendo cuando, en esas charlas propias del oficio de conductor de alquiler, hablábamos del reducido tráfico de Madrid (en comparación con la memoria, claro) y su conexión con las vacas flacas. Me sonreía porque por comparación le pregunté si esto que vivía como crisis era una crisis en su país. Oh, no, la maternidad seguía siendo gratuita (vamos, pagada con impuestos) y accesible nada más cruzar la puerta.

(más…)

El pobre en el diván

Domingo, 9 febrero 2014

Y alguno me ha dicho: «Ramiro, conozco gente superrica y la mayoría son unos desgraciados». Son triunfadores fracasados. Han triunfado en sus metas externas, pero están vacíos de sí mismos.

La teoría o realidad del rico que es rico y lo tiene todo pero no encuentra la felicidad, siempre me ha parecido un analgésico contra la envidia o la resignación. Me surgen preguntas como ¿significa que todos los ricos están vacíos por el mero hecho de serlo? ¿que la proporción de ricos no vacíos y frustrados sobre los que no lo son es la misma que tienen los pobres y clases medias? ¿el rico es relativo porque yo soy rico con respecto a un nacido en los slums de Nairobi y no frente a Emilio Botín? ¿debería estar frustrado entonces? ¿quién es pobre?. Clase media con nevera, calefacción, puede que hasta un perro en casa, un utilitario y una consola enchufada al televisor te convierten en esa clase de pobre que cuando acude al gurú espiritual se tranquiliza en su propia frustración y búsqueda de sí mismo concluyendo que el rico es un desgraciado y que él no. Incluso te puedes atrever a no desear la riqueza. Puestos a estar vacío y frustrado, mejor si me pilla siendo rico.

(Sobre mercados espirituales contado por un mercader del espíritu)

Canciones de nuestros padres (v)

Jueves, 23 enero 2014

…una mentalidad marcada por la herencia ética judeocristiana, una mentalidad que descansa en esa idea perversa de que los sufrimientos del pasado dan derecho a obtener una reparación en el futuro. Quien usurpa la representación de los muertos y se permite hablar en nombre de la Causa por la que supuestamente murieron, reclama su derecho a compensación en el futuro. Este dispositivo es extraordinariamente eficaz como mecanismo legitimizador de una opción política sin molestarse en argumentarla: demandarlo sería “ofender a las víctimas”. Es un mecanismo cristiano, sacrificial y absolutamente nefasto.

Juan Aranzadi. Y van...

Cultura de amigotes

Domingo, 19 enero 2014

Si el sistema le dice que lo importante son los contactos, toda la energía se irá ahí y no a generar ideas. España tiene el menor grado de aceptación del capitalismo entre los países de nuestro entorno porque la gente tiene la percepción de que las cosas funcionan a base de chanchullos.

De una entrevista a Luis Garicano: toda la vida me he enfrantado laboralmente con gente a la que se le cae la baba ante la idea de conocer alguien con contactos. Entusiasmados por designar a alguien con contactos como cabecera de todo. Confiar en la solución de la cuenta de resultados a los contactos. Cuánta ignorancia demuestran al no llamarlo red social. El lado opuesto es el del individuo que presume o resulta ser reputado por sus contactos. Casi siempre a la hora de la verdad resulta que tiene el contacto pero el contacto no lo tiene a él. Es decir, que en paralelo al entusiasmo por los contactos surge la industria del sucedáneo, que hace su vida haciendo creer que es producto original y no sustiutivo.

Dice Garicano que “no es una cuestión de cultural, sino de instituciones”. La pregunta es qué fué primero, si el huevo o la gallina. La consulta al antropólogo de guardia debería darnos alguna respuesta sobre si se hace la institución a la medida de la cultura o si la institución la crea. Y cuánto se realimentan entre sí. Añade el catedrático: “Si cambiaran las reglas, los empresarios irían por otro camino. De hecho, las empresas más internacionalizadas ya van por otro camino”. Es decir, que quienes salen de su propia cultura se enfrentan a otra que no premia, en este caso al contacto, y no tienen más remedio que actuar de otro modo. O, bueno, se enfrentan a otra institución que, por supuesto, no sabemos si está hecha por la cultura o creó la cultura. Yo me quedo con que toda cultura tiene tabúes: si ganar con ventaja es tabú o no, debería tener razones prácticas, nos contaría Marvin Harris. Pero no sabemos (¿alguien es tan amable de confirmar?) si tiene razón.

Regresando al espíritu

Sábado, 4 enero 2014

Ghost has been made for love, not for profit

Siempre es estimulante el valor del arte por el arte que ha contenido y parece ser que, de nuevo, adquiere el software libre. Aire.

Arendt en la fuente de Canaletas

Domingo, 22 diciembre 2013

En algún momento de Hannah Arendt, el personaje de ficción le viene a decir a uno de sus interlocutores – cito de memoria – que ella no ama a los pueblos, sólo a sus amigos. Ser judía, plantear una visión diferente de por qué y cómo fue posible que Adolf Eichmann hiciera lo que hizo, le costó ser vista como traidora a un pueblo. Hablar en público o privado en la tesitura corriente de la independencia de Cataluña es como pretender hablar de Belén Esteban sin caer en la estupidez: puntos de partida absurdos con argumentos intelectualmente sonrojantes y el mismo nivel de serenidad intelectual que el propio de la comunicación de masas, la reducción de todo al mínimo común denominador de las entendederas. Tengo argumentos bastantes para que uno y otro bando me llame traidor.

Notarios como ángeles

Jueves, 12 diciembre 2013

Los notarios están ufanos porque le explican al público en vídeo las dudas jurídicas más comunes de los españolitos. Siempre son de agradecer las buenas intenciones. Los resumenes (siempre son resúmenes) de los periodistas dicen que de esta forma dan a conocer una faceta de su profesión desconocida ampliamente: el asesoramiento gratuito e independiente. También parece que son bellas intenciones. Pero a mi me surgen dos preguntas: una, ¿esto no es competencia desleal con el abogado que se gana la vida asesorando? Recordemos que los señores notarios y notarias ostentan una prebenda pública tras amplísimo ejercicio de memoria y resistencia en un examen que nunca vuelven a hacer. Dos, ¿se puede uno fiar realmente de quien no cobra por su trabajo? Los abogados están en alguna de las paradas del descenso al infierno de un Dante/Allen cualquiera pero, vaya, les va la vida y les puedes exigir porque el asesoramiento sea correcto. Al parecer, ser notario no es lo que era, pero yo no puedo dejar de ver gente que nos da argumentos para la pervivencia privilegiada de un oficio que seguramente puede ser discutido a pesar de los beneficios que tiene. Que parece que los tiene.

Miseria de la propaganda

Lunes, 25 noviembre 2013

En uno de los blogs de Jacobin, se comen el coco porque Homeland y otros productos de Hollywood justifican la necesidad de disponer de un sistema de seguridad que, por supuesto, es capaz de excederse y superar las líneas de lo aceptable y el control democrático. Sí, claro. El problema de estas reflexiones es que no impiden el que, en efecto, la causa propagandística no declarada pueda ser incluso cierta y necesaria. Pero de la misma forma, Hollywood produce Modern Family, una trama que representa con total amabilidad, felicidad y cordialidad uno de los mayores horrores conservadores: familias que no son, por definición el concepto de familia que aman. Padres homosexuales, divorciados, hijos con relaciones prematrimoniales y otras conocidas causas de decadencia de la humanidad. Vendríamos a tener que Hollywood puede también poner en tela de juicio a los mismos conservadores encantados de disparar a todos los sospechosos de ser Bin Laden, q.e.p.d: Hollywood, para qué negarlo, de toda la vida fue un nido de maricas y comunistas. Siempre aparece alguien ofendido por los supuestos subyacentes de cada elección comunicativa, en Hollywood y en cualquier lado: seguramente mucho más desde que cualquiera puede tener voz. Si cualquiera puede tener voz, el ánimo censor parece no reducirse sino todo lo contrario: todo el mundo piensa que el espectador es mucho más tonto que uno mismo y no es capaz de darse cuenta de que lo quieren manipular. El analista de cada manipulación es tan listo que él sí. Todo el mundo cree que nadie tiene derecho a ofenderle y todo el mundo cree que tiene todo el derecho a ser el dueño de la regla que mide la ofensa. Por cierto, todos se olvidan de que sin éxito nadie haría caso a estas terribles manipulaciones.

Contra todo pronóstico, alguien encontró un motivo válido

Lunes, 25 noviembre 2013

No soy ateo porque existe Bach“.

Extrañas coincidencias de la vida con el arte

Sábado, 23 noviembre 2013

Es la versión de Spielberg de la historia mítica de Avner, el redentor de Israel, la que sitúa al personaje frente a un escaparate de una tienda de muebles de cocina que refleja su rostro en los juegos de luces de la noche. Los momentos de intimidad de Avner en el relato siempre entrañan una cocina en la que primero se trabajan los alimentos y después se consumen. Sea en compañía de familia o de camaradas.

Una interpretación que se desconoce si estaba en la mente de los guionistas es la de que ese momento representa la verdadera patria o lealtad: la de uno mismo, la de la gente que quieres, el tiempo del hogar y hasta la memoria de la infancia: no todo el mundo aprende a cocinar en casa, pero sí has visto a tu madre cocinar. Quizá ese es el punto de giro en el que Avner tiene que elegir entre sí mismo o las ordenes de la patria, realizar la elección entre el sonido de la flauta de Hamelin o la persecución del camino propio.

Atribuimos al cine y la literatura la capacidad de explicar a los hombres. Se trata de impresiones difíciles de compartir porque conducen a descubrir las emociones ajenas en su estado bruto, emociones que generan después una racionalidad destinada a elegir conductas. Sí, el arte termina imitando a la vida:

“Ya no me importa el vacío de la izquierda abertzale, no me importa lo más mínimo, solo me importa mi vida”

Tu cocina puede ser tu vida. A lo mejor es demasiado aventurado decir que algunos de los tipos más interesantes de la humanidad son los que tuvieron que ir a matar en nombre de otros y regresaron para liberarse de esos otros.

Ese spammer que llevamos dentro y que regresa como las golondrinas

Viernes, 22 noviembre 2013

Con el tono pueril que caracteriza lo que llamamos prensa o medios, leo en algún lado que los especialistas en marketing están muy seguros de que anunciando antes las fiestas (es decir, la navidad) antes compramos. Debe ser verdad, que con el dinero no se juega. Al recordarme la navidad, y no sin cierta angustia, me trajeron a la mente el temor de que dentro de pocos días me aparezca en el correo electrónico el mensaje de algún amigo entrañable (sin coña: lo será) que tiene un primo que comercializa lomos y jamones (ibéricos, por supuesto) a precios de rechupete y que yo podré disfrutar gracias a su enorme gentileza. El mensaje vendrá disfrazado de cordialidad y un cierto tono enrojecido de quien sabe que está forzando la amistad. Un antropólogo de guardia podría ver en ello el tradicional reparo al comercio del celtibérico. Un bienpensante el deterioro de la buena educación. Un candidato a geek contemporáneo la constatación de que el spam es la otra cara de nosotros mismos. Razonamiento pseudofilosófico de la semana: en el fondo, todo es spam. Esto mismo es spam. Todos tenemos un spammer dentro. Todos queremos poder spamear. Ser spammer por un día, libera. Spam y ego son equivalentes. Puesto que el spam termina en la basura nuestro ego se ve, como sucede en la vida cotidiana, inevitablemente arrinconado por los demás. Y también como en la vida cotidiana cuando el ego se desborda y se nos pone en evidencia, nos sonrojamos. En fin, spam y persona deben ser exactamente lo mismo.

Ozú, cuánto rollo.

PD: cierta vez imaginé que iba a escribir un cuento en el que la navidad se había vuelto tan absurda o tan indiferente a la vida normal, por aquello de que hay salmón para todos y todo el año, que a los directivos de El Corte Inglés se les olvidadba anunciarlo y nadie se acordaba. El intento de escribirlo murió antes de empezar: había principio, pero no había final. Quiero decir ningún final aparte del riesgo pelmazo de redescubrimiento de eso que dan en llamar el espíritu de la navidad, redención religiosa o algún otro aburrimiento por el estilo. Es decir, que no di con un cuento, sino con un la descripción de un posible hecho.

Y no, no es ciencia ficción

Sábado, 10 agosto 2013

“La Tierra atravesará una nube de polvo y el cielo se llenará de estrellas fugaces”

Parece el comienzo de una épica distópica a la medida de hackers y futuristas punk. Pero no.

Viva la clase media

Sábado, 10 agosto 2013

Yo era un mileurista normal y corriente, con una hipoteca y sueños.

LQSA

Más bocas que hacen fallecer el valor de las patentes

Jueves, 1 agosto 2013

El desarrollador de la técnica vigente para la extracción del gas pizarra (eso del fracking, asunto del que no sé mucho más allá de lo que una persona que se informa) insiste en la entrevista que The Economist le hace antes de fallecer: “En 2000,el gas pizarra representaba el 1% de la oferta de gas natural americana. Hoy es el 30% y sigue subiendo”. El contexto tiene que ver con las críticas al futuro de esta técnica, lo que nos conduce al valor de la velocidad de extensión de la innovación y su valor social.

(más…)

Los incentivos a la creación funcionando como un reloj

Viernes, 28 junio 2013

“Al calor de esa práctica, una serie de socios empezó a producir música para esas franjas horarias nocturnas. Muchas basadas en arreglos de partituras de dominio público.”

Es decir, recreo lo que existe, lo bloqueo, y por una hábil organización de los recursos legales gano más pasta que los presuntos creadores de obra original. Y, claro, nos pegamos.

Una patente que muere por la boca

Sábado, 22 junio 2013

Tras la finalización de la patente de Viagra en Europa (antes había terminado en Brasil y en Canadá), un señor del marketing de Pfizer saca pecho: “Viagra seguiría siendo más vendido que los genéricos que pueden aparecer como alternativa, ya que su nombre de marca es muy potente”. Qué curioso: sin patente alguna podrá liderar el mercado gracias al prestigio generado y la ventaja de llegar primero, lo que debiera hacer pensar que en un mundo sin patentes existiría un poderoso incentivo para innovar: ser más rápido que los demás. Además, hablamos del sector farmacia, ese argumento constante en favor de las patentes. Pobres: en los enlaces referidos aprendemos que en Argentina no pudo disponer de la patente y el mundo no se ha hundido con importaciones paralelas. Es maravilloso como la prensa española aborda el tema con cierto tono de alivio y destaca el descenso – astronómico – de los precios sin preguntarse si la ventaja concedida es algo que merezca la pena preservar.

Chicote

Miércoles, 19 junio 2013

Había oído charletas y coñas marineras sobre el cocinero: lo que le asombra al espectador corriente son los calificativos y la brutalidad – teatral, claro, es la televisión – de las descripciones sobre la comida, la profesionalidad del servicio y el aspecto de los restaurantes (so)juzgados en el experimento televisivo. Una vez contemplado, compruebo que en realidad lo que sucede es que existe una mirada bondadosa hacia la incompetencia, el desconocimiento fruto del desinterés y el mal hacer: pensar que la mediocridad de tu trabajo es un plan de vida suficiente que no merece ser importunado.

Otro nudismo militante más

Sábado, 25 mayo 2013

nakedciticens2

nakedciticens
Send your own naked regards.