Artículos de la Categoría: ‘Diario de la Peste’

Monotonía. Veintidós jornadas.

sábado, 4 abril 2020

04/03/2020. El pulso por debajo de sesenta las dos veces que me tomo la tensión. ¿Cómo puede ser? Tengo ganas de salir a correr. Para huir no, para trotar.

(más…)

La rebelión de los prisioneros. Tres semanas.

sábado, 4 abril 2020

03/04/2020 He vuelto a tener unos extraños mareos de cuando combates contra la gripe. Y una flemilla. Pero temperatura bien, tensión bien. Hay una colilla en la escalera desde hace una semana y la veo cada vez que salgo: ¿quién tira colillas en los portales? Me harté y la barrí yo. Me convertí en servicio esencial.

(más…)

Erguidos frente a todo. Veinte días.

jueves, 2 abril 2020

02/04/2020. Constantes vitales en orden. Ni siquiera un estornudo, ni dolores de articulaciones. El sueño de un príncipe. Me he comprado un Montecristo, se me ha antojado.

(más…)

Jugando al perro y el gato. Día diecinueve.

miércoles, 1 abril 2020

01/04/2020. No puedo ya con estos pelos. En apariencia, sano.

(más…)

No son lentejas. Dieciocho días.

miércoles, 1 abril 2020

31/03/20. Asumo definitivamente que no tengo nada. Me preocupa más la tensión: tiene sus subiditas. Puedo corrobar que la policía para a la gente por la calle y está siendo menos comprensiva que lo que parecía ser. He terminado los doce litros de cocacola zero en cuatro días. Creo que me lo voy a hacer mirar.

(más…)

Popper en whatsapp. Diecisiete jornadas.

lunes, 30 marzo 2020

30/03/2020. 34,9 en la mañana, 37 al final de la tarde. Ni tiene sentido apuntar ya. 

(más…)

Monos que arden en hogueras. A por la segunda quincena de arresto.

domingo, 29 marzo 2020

29/03/2020. Hasta la tensión está bien, como un bebé, salvo por todas las contracturas y vértebras desubicadas que te recuerdan que eres un señor de cincuenta años. Todo el pescado de ayer se ha traducido en una zarzuela y una sopa en la que el pimentón de La Vera extraordinario que tengo ha dado más sabor que el que se necesitaba. Limpieza de baños.

(más…)

Y, a los quince días, llegó el luto

sábado, 28 marzo 2020

28/02/20 Nada, no tengo nada. Se supone que tras quince días de encierro sin síntomas conocidos, nada tenía antes de que todo empezase. Ahora a creer en el confinamiento y la desinfección obsesiva.

(más…)

El combate de la ciencia contra la magia y otras anécdotas a las dos semanas de cuarentena

viernes, 27 marzo 2020

27/03/2020. No hay novedades médicas: temperaturas y ejercicios respiratorios, todos conformes. El entorno, bien. Sólo una de las hijas de Conchita, la mujer de Juan, ha dado positivo con levísimos síntomas. Pero no cunde el pánico: «Ha sido un honor luchar a tu lado», me dice. Galdós no lo diría mejor.

(más…)

Entonces vi siete vacas muy flacas y huesudas. Trece días ya.

viernes, 27 marzo 2020

26/03/20. Ni un estornudo, ni hipotermia. Encuentro en las alacenas una lata -enorme- de melva de almadraba. Ya hay tortilla de túnido a la vista. La cocacola toca a su fin y no tengo conciencia de si el papel higiénico es un riesgo, siempre acorde a la sensibilidad del primer mundo.

(más…)

La muerte aún puede ser convencional: doce días de arresto domiciliario.

jueves, 26 marzo 2020

25/03/2020. Si tomo la temperatura en la axila, soy un hombre muerto. Bajo la lengua, doy unos preceptivos 36,7 grados. No hay tos, no hay nada. Caigo en la cuenta de las desproporciones de las compras para la despensa de campaña: demasiada burrata y embutido, pocas latas de atún. El cuerpo pide una buena tortilla de bonito.

(más…)

Esperando al mesías: once jornadas ya

miércoles, 25 marzo 2020

24/03/2020. Me tomo la temperatura y doy 34,5. Puedo morir de hipotermia, pero de coronavirus parece que no será. O falla mucho la tecnología contemporánea de termómetros.

(más…)

Ateos, apóstatas y cruzados durante la peste, día diez

martes, 24 marzo 2020

23/03/2020. He comprado un termómetro nuevo: 35,6. La vida sigue igual. 

Rieux was soon to find that the whole district was talking about the rats. 

Camus, La Peste.

(más…)

«En virtud de su rol en la historia», de Camus a servidor en el día 9

domingo, 22 marzo 2020

22/03/2020. Vuelve la extraña sensación de combate del cerebro contra un intruso. A la tarde, me ducho. Veo en el espejo que tengo la ceja del ojo derecho enrojecida. «No puede ser, me digo». Sospecho que un herpes la ha tomado conmigo. Soy proclive, pero no en el ojo. Efectivamente, a la noche sigue el enrojecimiento y hay un par de motas blancas. Remuevo todo por unas pastillas de Aciclovir. Las encuentro. Las tomo. Voy a dormir. Me despierto. Desaparecido. Los herpes me suelen aparecer tras una bajada de defensas, cualquier motivo vale. ¿He sobrevivido al coronavirus sin saberlo? No hay fiebre. No hay tos. No hay dolor. No los ha habido.

(más…)

Comprar el pescado con los guantes puestos. Día 8.

domingo, 22 marzo 2020

21/03/2020. Sin termómetro, pero sin tos, ni dolores, ni nada que no sea más que hipocondria por subidas y bajadas emocionales. Es sábado. 

(más…)

Mendigos y rumbas en la peste. Día siete.

sábado, 21 marzo 2020

20/03/2020. No sé la temperatura. Pero no percibo otros síntomas. La señora García tomó el termómetro y se encontró con 37. «Eso son décimas, dije yo». Todo el día. Ni arriba ni abajo. Observando. Ya no quiero tocar el termómetro. El papel higiénico parece consumirse a menor ritmo del habitual. Hay stock.

(más…)

Vive y deja morir. La peste, jornada sexta

viernes, 20 marzo 2020

19/03/20. Vuelve la temperatura de zombie, 36 clavados. Pero siento durante el día como si las neuronas fueran y vinieran y me pregunto si ha llegado ya. Como si el cuerpo luchara ese especie de combate que sientes a veces con las alergias primaverales. Se ejecuta con precisión el cambio de agua sucesivo del bacalao para que mañana haya pil-pil.

(más…)

Haga como los chinos de Wuhan. Diario de la peste, quinto día.

jueves, 19 marzo 2020

18/03/2020. 36,6 de temperatura, en la noche 36,7. Me entra un rasgo de hipocondria: ¿y si ese estornudo? Provisiones en buen estado, pero serias preguntas sobre el diseño de las compras: te das cuenta de que vas a repetir demasiado el mismo menú. Dicen que los chinos de Wuhan dicen que se escriba un diario.

(más…)

Reglas de oro durante la peste

martes, 17 marzo 2020

17/03/2020. Temperatura en su sitio (¿hasta cuándo seguiré tomándomela?) Se terminó la sal. Aceite en zona de reposición. Cocacolas al límite. Papel, bien.

Twitter se llena de consejos sobre qué hacer y no hacer para teletrabajar, incluso hay una seria recomendación para no trabajar en pijama. Conclusión del día: no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter, no procastinar más con Twitter….

Salidas: ninguna. 

Por qué Italia está tan jodida, en mis números. Diario de la peste, día tres.

martes, 17 marzo 2020

16/03/20. Temperatura: 36,1. Al final de la tarde: 36,6. Quizá esto es lo normal. Nada anormal en todo lo demás, ni un dolor ni una tos sospechosa. Corto de cocacolas. Sobrado de papel higiénico.

Desde el principio me pregunté cuánto impacto real tenía la epidemia. Cojo datos espaciados más o menos cada día de lo que facilita la Universidad Johns Hopkins. Se los enseño a Fanego y me dice: «por fin alguien que los cruza con población». Me pregunto por qué ningún medio presenta el impacto de modo relativo: sí, los chinos tienen muchos casos, pero es que ellos son muchos. Así que dividí el número de casos por cada cien mil habitantes y el número de muertos por cada millón de habitantes. ¿Por qué cien mil en un caso y millón en otro? Por pura escala, para tener números sin muchos decimales.

(más…)