Artículos de la Categoría: ‘Diario de la Peste’

Del ser, la nada y los bits. Jornada treinta y dos.

miércoles, 15 abril 2020

14/04/2020. Llevo días sin mirar la temperatura ni hacer ejercicios respiratorios. Tienes la sensación de que es imposible que haya nada ya a tu alrededor. Puede que eso sea lo peligroso. Llovió. Más o menos nos llueve un día sí y otro no.

What interests me, is living or dying for what one loves.

Camus, La Peste.

(más…)

Sobrevivir, tal vez resistir. Día Treinta y uno.

martes, 14 abril 2020

13/04/2020. Creo que uno de los ingredientes del pan de la cetogénesis, me ha generado una pequeña reacción alérgica. Si no fuera por esa bobada, sigo impecable. La cagué en la receta del pan, no sé por qué no me cuadraron las proporciones.

(más…)

Veintinueve y Treinta días de excepción

lunes, 13 abril 2020

12/04/2020. Se cumplió un mes. Un mes. No sé si soy o he sido asintomático. He logrado no tomar cocacola zero en casi dos días. No falta de nada.

(más…)

Esperar pizzas con música de fondo. Veintiocho, veintiocho…

sábado, 11 abril 2020

10/04/2020 Hoy la tensión volvió a los niveles juveniles. Por primera vez, creo que me he saturado de cocacola zero. Mi reino por un peluquero.

(más…)

La delgada línea entre la brujería y la hazaña. En el día veintisiete.

viernes, 10 abril 2020

09/04/2020. La tensión un poco subidita. Pero creo que sucede así siempre que peleo contra una hoja de cálculo o una presentación que tiene que estar ya, pero que conlleva dosis profundas de eso que en inglés llaman «hard thinking». Creo que no tenemos frase hecha equivalente en español. Quedan dos rollos de papel higiénico.

(más…)

Pumas en Medellín y Jabalíes en Barcelona. Día veintiséis.

jueves, 9 abril 2020

08/04/2020. Qué decir: ni un achaque. Abro una sobrasada que compré en Ciudad Rodrigo hace un mes y es un hallazgo.

(más…)

En nombre de la tribu. Veintinco días con sus noches.

martes, 7 abril 2020

7/04/20 Ni tos, ni dolores ni temperatura. Hay que reponer pipas de girasol. La hija de Conchita ya ha dado negativo. El sol sale todos los días.

(más…)

La crueldad, en primavera. Día veinticuatro.

martes, 7 abril 2020

06/04/2020. Incapaz de distinguir nada nuevo sobre mi salud y el estado de los suministros. Bien, y de todo. La sensación de excepcionalidad, incluida la hipocondria, se desvanece.

(más…)

Es una retrochimba. Día veintitrés.

domingo, 5 abril 2020

05/04/2020. Algo de diarrea. Con la sensación de que tu cuerpo lucha contra los elementos. ¿Es la alergia que viene? El Corte Inglés tenía coñac, una tragedia menos.

(más…)

Monotonía. Veintidós jornadas.

sábado, 4 abril 2020

04/03/2020. El pulso por debajo de sesenta las dos veces que me tomo la tensión. ¿Cómo puede ser? Tengo ganas de salir a correr. Para huir no, para trotar.

(más…)

La rebelión de los prisioneros. Tres semanas.

sábado, 4 abril 2020

03/04/2020 He vuelto a tener unos extraños mareos de cuando combates contra la gripe. Y una flemilla. Pero temperatura bien, tensión bien. Hay una colilla en la escalera desde hace una semana y la veo cada vez que salgo: ¿quién tira colillas en los portales? Me harté y la barrí yo. Me convertí en servicio esencial.

(más…)

Erguidos frente a todo. Veinte días.

jueves, 2 abril 2020

02/04/2020. Constantes vitales en orden. Ni siquiera un estornudo, ni dolores de articulaciones. El sueño de un príncipe. Me he comprado un Montecristo, se me ha antojado.

(más…)

Jugando al perro y el gato. Día diecinueve.

miércoles, 1 abril 2020

01/04/2020. No puedo ya con estos pelos. En apariencia, sano.

(más…)

No son lentejas. Dieciocho días.

miércoles, 1 abril 2020

31/03/20. Asumo definitivamente que no tengo nada. Me preocupa más la tensión: tiene sus subiditas. Puedo corrobar que la policía para a la gente por la calle y está siendo menos comprensiva que lo que parecía ser. He terminado los doce litros de cocacola zero en cuatro días. Creo que me lo voy a hacer mirar.

(más…)

Popper en whatsapp. Diecisiete jornadas.

lunes, 30 marzo 2020

30/03/2020. 34,9 en la mañana, 37 al final de la tarde. Ni tiene sentido apuntar ya. 

(más…)

Monos que arden en hogueras. A por la segunda quincena de arresto.

domingo, 29 marzo 2020

29/03/2020. Hasta la tensión está bien, como un bebé, salvo por todas las contracturas y vértebras desubicadas que te recuerdan que eres un señor de cincuenta años. Todo el pescado de ayer se ha traducido en una zarzuela y una sopa en la que el pimentón de La Vera extraordinario que tengo ha dado más sabor que el que se necesitaba. Limpieza de baños.

(más…)

Y, a los quince días, llegó el luto

sábado, 28 marzo 2020

28/02/20 Nada, no tengo nada. Se supone que tras quince días de encierro sin síntomas conocidos, nada tenía antes de que todo empezase. Ahora a creer en el confinamiento y la desinfección obsesiva.

(más…)

El combate de la ciencia contra la magia y otras anécdotas a las dos semanas de cuarentena

viernes, 27 marzo 2020

27/03/2020. No hay novedades médicas: temperaturas y ejercicios respiratorios, todos conformes. El entorno, bien. Sólo una de las hijas de Conchita, la mujer de Juan, ha dado positivo con levísimos síntomas. Pero no cunde el pánico: «Ha sido un honor luchar a tu lado», me dice. Galdós no lo diría mejor.

(más…)

Entonces vi siete vacas muy flacas y huesudas. Trece días ya.

viernes, 27 marzo 2020

26/03/20. Ni un estornudo, ni hipotermia. Encuentro en las alacenas una lata -enorme- de melva de almadraba. Ya hay tortilla de túnido a la vista. La cocacola toca a su fin y no tengo conciencia de si el papel higiénico es un riesgo, siempre acorde a la sensibilidad del primer mundo.

(más…)

La muerte aún puede ser convencional: doce días de arresto domiciliario.

jueves, 26 marzo 2020

25/03/2020. Si tomo la temperatura en la axila, soy un hombre muerto. Bajo la lengua, doy unos preceptivos 36,7 grados. No hay tos, no hay nada. Caigo en la cuenta de las desproporciones de las compras para la despensa de campaña: demasiada burrata y embutido, pocas latas de atún. El cuerpo pide una buena tortilla de bonito.

(más…)