Artículos Etiquetados en: „blogs“

La SGAE no es inocente ni trivial: sabe de qué habla

domingo, 10 abril 2011

Esta definición de blog que ha presentado la SGAE en un nuevo intento de llevar pornografía intelectual a las escuelas no es de risa ni ridículo como le ha parecido a tantos comentaristas del Agente Smith. Es diabólica. Léase:

Blog: Abreviatura de «web log», un diario o revista que se publica en Internet. Los blogs a menudo se utilizan para publicar enlaces a archivos, que pueden ser copias ilegales de música, películas u otros ficheros multimedia.

El «a menudo» sirve para restarle carga de mala fe ante una acusación como la que voy a hacer, pero es sólo una apariencia: el calificativo presupone que son muchísimos los blogs que hacen eso. Cuando no es verdad, aunque me importe un pito si lo hacen. Esta definición de blog lo que viene a decir es que leer blogs es, evidentemente, malo. Y es malo porque son una estructura de contenido distribuida que produce exactamente lo que quieren evitar: la desintermediación de los contenidos y la creación, su flujo libre. Es decir: atacar a los blogs e inseminarlo (o tratar de, que eso sí que es risible) en las mentes de quienes no van a hacer ni puñetero caso a la hora de elegir su música, tiene una intención verdadera y nada inocente, porque el negocio se les muere en la arquitectura distribuida y eso es lo que quieren destruir. Pero más vergonzoso es todavía que eso circule sin asomo de crítica de las autoridades educativas que, por supuesto, siempre bienpensantes y en defensa de las instituciones y el Estado – del que la SGAE es un pilar más en su forma actual, la del saqueo del ciudadano – no van a poner ni un pero al mensaje. Pero después están preocupadísimos de que la Iglesia explique su doctrina.

Razones

miércoles, 6 abril 2011

«Publícate tú mismo«. Así de simple. Esa es la cuestión.

Morir para ser

sábado, 19 marzo 2011

La otra mañana colgué esta cita en un sitio que no viene al caso pero que tiene que ver con el trabajo que hago todos los días. Ya me parecía importante, pero lo percibía como una importancia vengativa: era como decir, ¿lo ves?. Pero al tener que releerla, más despacio, a partir de otro contexto y otro sentido, adquiere una intensidad y trascendencia que si defino como verdadera siento que suena a argumentario religioso o místico. Pero no es el caso, Seth Godin ha dado con la esencia de la cuestión. Esencia es mucho mejor palabra:

Sólo cuando una innovación está muerta puede empezar el verdadero trabajo. Eso sucede cuando las personas que buscan un punto de apoyo se ponen a trabajar, cuando nos podemos centrar en lo que decimos y no en cómo (o en dónde) lo decimos.

Ese lugar son los blogs fallecidos. Godin señala con el dedo: cuando la curiosidad se ha matado, la gente que no tiene nada que decir desaparece. «Los que se dejan llevar por Technorati, están bien informados y son curiosos y perspicaces, pero se están escondiendo… se esconden del verdadero trabajo que importa, las conexiones que tienen sentido y el arte que permanece». Es la razón que no entienden quienes ven que salimos huyendo de las sacudidas. Estar lejos de las luces.

Bloguea, que algo queda

sábado, 29 enero 2011

Los blogs se han extendido por toda la población para convertirse en vehículos de información para una amplia gama de activistas, estudiantes, periodistas y ciudadanos de a pie para expresar sus propios puntos de vista sobre casi cualquier tema que elijan. Como tal, los blogs han ampliado significativamente la gama de temas que los egipcios son capaces de discutir públicamente.

En Egipto. Internet, cortado. No es una buena idea dejarlo en manos de los gobiernos.