Artículos Etiquetados en: „fútbol“

La verdad se vota

martes, 19 octubre 2010

El habitual presentador deportivo llama la atención al final del partido sobre las votaciones que la audiencia, en su poder soberano, ha realizado acerca de una pregunta sin matices: ¿fue penalty lo que le hicieron a Cristiano Ronaldo?

Más o menos el cincuenta y tantos por ciento de los internautas votantes – eran internautas – decían que sí, que la caída de Cristiano Ronaldo era penalty. El presentador deportivo informa taxativamente que, en consecuencia, sí fue penalty. Seguidamente, se muestran los resultados de una nueva pregunta sin matices: ¿fue penalty lo que le hicieron a la estrella italiana rival? La audiencia indica por un poco más del cuarenta y tantos por ciento que sí era objeto de pena máxima la caída del jugador visitante. Por contra, el cincuenta y tantos por ciento restante no estaba de acuerdo con que lo fuera. El presentador deportivo sanciona: el árbitro ha acertado, no fue penalty.

En manos de gente como esta pone el estado su proclama de independencia informativa, pluralidad y todas esas cosas que prometen un mundo ideal, siempre bajo su tutela claro está, y sin que un mínimo de decencia sociológica o científica arruine el confort y la respetabilidad de tener un micrófono que llega, se quiera o no, a diecisiete millones de hogares. Por no tener rubor, no tiene ni el rubor de asumir que los preguntados tienen un interés partidario porque, lo otro, el que alguien de una vez demuestre en público que se ha leído el reglamento y diga de una vez por todas qué carajo es un penalty, eso ya ni siquiera entra en una dimensión discutible. Para qué, se vota.

Las zonas de sombra del circo mediático

domingo, 11 julio 2010
¿Saben periodistas, reporteros y tribuletes que no trabajan para empresas de noticias sino para empresas de entretenimiento? Dicho fino, de contenidos. La ignorancia de este principio que puede considerarse universal conduce al discurso habitual de desgarro interior del periodista por su cada día menor relevancia como narrador de la realidad, o como protagonista de ese sueño etéreo de la objetividad. Ansiosos de dar noticias, algo que les llena de sentido trascendente al creerse un poder de la sociedad, piensan que todo consiste en titular y entradilla.

Después, claro, llega un joven reportero enviado especial y dice en pleno orgasmo de cobertura que los negros han estado discriminados en Sudáfrica mucho tiempo, algo parecido a los españoles en los mundiales de fútbol. Hombre, no. Ni de lejos. Ni tiene que ver. Pero son un medio responsable y perteneciente a un grupo merecedor de licencias, ayudas y favores legislativos en nombre, otra vez, de la responsabilidad.
[Lo de Cuatro hoy es una nueva definición del onanismo. ¿Qué se puede contar durante seis horas antes de un partido de fútbol? Durante un poco de rato, análisis y prospectiva. Durante un rato más, entretenimiento. Al cabo de un poquito más, un aquelarre. En estos casos es prudente recordar que lo peor de perder es la cara de gilipollas que se te queda. Y cuanto más recurso previo a Onán, más cara de gilipollas]

Cita con la historia

domingo, 4 julio 2010
La banalidad de la prensa deportiva casi no requiere comentario. Pero, en el país trágico, ese que se supone que superó su complejo de inferioridad crónico cuando ganó su Copa de Europa de Fútbol – una excelente excusa para ampararse en la chapuza y en el jamón para no sentirse responsable de nada – los detalles tienen el interés que tiene siempre lo autóctono por el contraste de la diferencia.
Nada como la pelota para hacer antropología con los entremeses: ¿nadie repara en que llamar histórico a algo que no es más que quedar el cuarto es, simplemente, ridículo? Repiten que nunca había pasado y por eso es histórico. Debe ser un síntoma: el nivel de exigencia con el que se miden las cosas es bajo. Así debe ser para todo, con el agravante de convertir la identidad colectiva y el destino común en proeza mínima o en tragedia irresoluble e inevitable si no se gana.
Tendría tintes de pesadilla si no es porque produce un aburrimiento mortal.

No sabremos hacer Hollywood (ah, los del cine), pero tenemos el fútbol más estelar.

sábado, 29 agosto 2009
Lo dice un inglés. No está mal para acomplejados. O para ver el mundo en los márgenes del optimismo. En los del realismo, al final has de ser bueno en algo y pueden ser algo más que botijos.

Las mejores explicaciones son las sencillas

sábado, 29 agosto 2009

“El fútbol es un juego de recuerdos infantiles”
Y ríos de palabras hablando del dinero para que todo se reduzca a eso.

(Después de todo, es lo que rige tu mente cuando un balón perdido que llega de una plaza se pone en – a – tus pies)