No me cuenten sus problemas, se lo ruego

Eduardo Mendoza, generalmente tan entretenido y brillante, recoge su  premio (hace bien en ganar dinero, aunque nadie dé un duro por la  legitimidad del concurso) y dice la prensa que declara: “Tenemos que asumir la Guerra Civil entre todos”. Francamente, no sé qué tiene que ver conmigo, yo ni soy ni pretendo ser parte de “todos”. Ya va siendo hora de que los ancianos que ni siquiera tuvieron que batallar en ella dejen de pensar que sus frustraciones generacionales sean un tema del que yo tenga que emanciparme.

Etiquetas: , , ,

1 Respuesta a „No me cuenten sus problemas, se lo ruego“

  1. Una lupara para los fantasmas | Criticidades Dice:

    […] Juan Marsé. Una realidad emocionante, necesaria, pero que conduce inevitablemente a corrobar mis impresiones. […]