Sí, el blog empodera

Carlos Carnicero, en el primero de una serie de despidos sonados, no entendía lo que hacía con su blog: “En el fondo lo que me fastidia de dejar de publicar es no poder seguir molestando a los ortodoxos del zapaterismo”. Ahora, en el último despido sonado, ya lo entiende: “Soy un hombre poderoso, porque tengo este Blog del que no me puede echar nadie. Aquí mandan mis lectores. Aquí no hay favores que pagar”.

2 Respuestas a „Sí, el blog empodera“

  1. David Dice:

    Con lo guapa que era la maquetación que le regalamos y lo bien que se leía… qué incómoda esta última que ha colgado.

  2. Gonzalo Martín Dice:

    Esos colorcines chillones… y esas citas que alteran la visión… 🙂 En todo caso, es bastante divertida la evolución: un día descubres que eres dueño de tu destino y lo otro pierde valor.