Periodistas en medio de la niebla

Justamente por eso, porque dicen haberse sentido encorsetados por la noticia y sus urgencias, reivindican la importancia no sólo de conseguir grandes historias sino, también, la necesidad de contarlas  a otro ritmo. “Sin prisas, sin limitación de espacio, sin necesidad de consultar obsesivamente el reloj de la actualidad“.

Haceros un blog. Ejercicio de observación y lectura hipertextual: he cambiado las negritas originales. Háganse el divertimento de encontrar en el enlace cuáles eran y pregúntense el por qué de mi cambio. Y lo mismo hasta lo discutimos aquí y todo. La editorial también es una buena idea con una concepción grandiosa (“Todo va a salir mal, y nos parece estupendo”) pero… ¿por qué no tenéis libro electrónico?.

Los Comentarios han sido desactivados.