Morir para ser

La otra mañana colgué esta cita en un sitio que no viene al caso pero que tiene que ver con el trabajo que hago todos los días. Ya me parecía importante, pero lo percibía como una importancia vengativa: era como decir, ¿lo ves?. Pero al tener que releerla, más despacio, a partir de otro contexto y otro sentido, adquiere una intensidad y trascendencia que si defino como verdadera siento que suena a argumentario religioso o místico. Pero no es el caso, Seth Godin ha dado con la esencia de la cuestión. Esencia es mucho mejor palabra:

Sólo cuando una innovación está muerta puede empezar el verdadero trabajo. Eso sucede cuando las personas que buscan un punto de apoyo se ponen a trabajar, cuando nos podemos centrar en lo que decimos y no en cómo (o en dónde) lo decimos.

Ese lugar son los blogs fallecidos. Godin señala con el dedo: cuando la curiosidad se ha matado, la gente que no tiene nada que decir desaparece. “Los que se dejan llevar por Technorati, están bien informados y son curiosos y perspicaces, pero se están escondiendo… se esconden del verdadero trabajo que importa, las conexiones que tienen sentido y el arte que permanece”. Es la razón que no entienden quienes ven que salimos huyendo de las sacudidas. Estar lejos de las luces.

Etiquetas: , ,

Los Comentarios han sido desactivados.