Los vampiros no pueden con un bala perdida

Habrá miradas, personajes, construcciones. Niños frikis y vampiresas de nuevo cuño. No digo que no tenga su gracia. Allan Ball daba más de sí, o puede que sea una cuestión de carácter. Preferir escritores incapaces envueltos en dependencias irresueltas (whisky, tabaco, mujeres que no se buscan) pero, finalmente, románticos hasta el error, no deja de ser egocentrismo o una mente chapada a la antigua. Ruego me disculpen. Hank Moody es mucho mejor que Bill Compton, dónde va a parar: “She said one thing, I said another. Next thing I knew, I wanted to spend the rest of my life in the middle of that conversation”. Una tormenta perfecta.

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas a „Los vampiros no pueden con un bala perdida“

  1. Gonzalo Martín Dice:

    El elemento perdido del clip es que ella sabe qué contiene la carta aunque él no sepa que lo sabe. Es decir, ella se vuelve para ver si realmente manda la carta. Que haya llorado por la muerte de Kurt Cobain, es un pecado perdonable. Después de todo, nadie es perfecto.

  2. Cautivos y desarmados… | Criticidades Dice:

    […] toda sospecha como un desviacionismo golfo de un servidor de ustedes. Pero no, no: en el fondo es un canto romántico. (Y, como en el viejo relato que pregunta al barbudo si duerme con la barba por encima o por […]