Meneado y apaleado

Mi amigo Pablo se sienta a darme un curso de por qué salir en la portada de Menéame es buenísimo incluso para mi santo blog. Pero, aún reflexionando desde la buena fe, creo que no ha comprendido nada: que sea bueno para él, no quiere decir que sea bueno para mi. Es cosa de saber qué quiere uno: que te vean los de Sálvame no es lo mismo a que te vean los de Redes, por irse al broadcast. Que te dé mucho pagerank y esas cositas están muy bien para quien vende anuncios en cada paginita. Que los periodistas miren su portada no es, precisamente, un consuelo: la agenda de los grandes medios no es mi agenda.

Que Galli tenga la osadía de decir que sirve para salir de tu propio eco, demuestra la maleficencia del asunto: estas cosas son viejas, ya las vimos con Technorati. ¿Qué valor tenía una jerarquía de blogs en las que se mezclaban churras con merinas, en las que el primero no tiene que ver con el segundo y los que hablan en uno tienen intereses diferentes a los que hablan en otro? ¿Qué necesidad hay de jerarquizar si tenemos sitio para todo? Titular estupendo para ser carne de Menéame es todo un negocio donde la profundidad de los temas es la previsible en la comunicación de masas: pero para eso me basta con ver un telediario de Piqueras, no tengo que jugar la partida de los meneítos.

La lista de grandes éxitos de Menéame es todo un monumento a la banalidad y la obviedad y reto a quien quiera a que me demuestre que lleva algo mejor que lo que se puede leer en lo más leído de uno de los grandes periódicos con unas gotas de (falsa) rebeldía internauta. Hay cosas que nunca se podrán seguir – qué decir de entender – vía Menéame y puedo poner ejemplos. Ya lo de los comentarios, los gritos, el ruido y el aburrimiento no tengo ni que contarlo. Pero, en resumen: hay bares elegantes con porteros en la entrada que no dejan entrar a todos y es que uno tiene derecho a preferir con quien se relaciona, que no es lo mismo que negar saludo, pan y sal al desconocido, al huésped y al visitante ocasional: aquí se les sacan aceitunas y cerveza. Y lo mío no es la playa de Benidorm, qué le vamos a hacer, que me llamaréis pijo y cosas peores.

Coda 1: Verás, Pablo, que aquí comenta poca gente: no somos muchos, pero muchas veces hablamos sobre lo que escribimos en persona, nos contestamos unos a otros y ampliamos las reflexiones que leemos en los blogs amigos. Un blog amigo es con el que estableces una deliberación, no alguien que te hace la ola. ¿Endogámico? El coste de esta endogamia es inferior al coste de las conversaciones absurdas. Pero pensar que la portada de Menéame no es endogámica es como creer que la homeopatía te salvará del cáncer.

Coda 2: Mardita sea: no se pueden lincar tus comentarios uno por uno. Es una pena. La conversación, eso que amábamos en un tiempo en que sólo había blogs – por resumir las cosas y sin que se tome como nostalgia – es menos rica, no puedo enlazar de modo directo cada anécdota a la que te respondo.

Coda 3: Debí haberte contestado sólo aquí, creo: ahora no puedo enlazar las ideas que complementaban esta reflexión.

Coda 4: Los palos son porque, cuando te enlaza Menéame y sube y sube tu tráfico, sólo puedes esperar dos cosas: gente que se adhiere con reflexión mínima – anda que, lo del eco… – o palos y gritos de gente que no sabe dónde está: es frustrante, a mí el ruido debajo de mi ventana, me molesta mucho.

Coda 5: Pero quedaría contestar por eso de que si te menean… ¿qué más da? Sí da. Ese día puedes tener problemas de servidor para más bien poco (entran, miran – ¿miran?- y se van), lo más que puedes esperar es un qué guai o un exabrupto de gente que está fuera de tus conversaciones y no tiene la cortesía de decir buenos días, acabo de llegar ¿me explica esto?. No, ellos gritan. ¿Algo que decir? Sí, como mucho que ellos tienen razón. Salvo el engorde de ego de ver que el contador sube, siempre y cuando no nos tomemos la molestia de mirar el tiempo de permanencia, no queda nada más. Total, para nada.

Coda 6: Este blog no me lo conocías, ¿eh?

Etiquetas: , ,

7 Respuestas a „Meneado y apaleado“

  1. David de Ugarte Dice:

    Toda la razón… meneame es una comunidad virtual como cualquier otra que ordena la información de acuerdo a sus valores. No representa otra cosa, así que personalmente no me engorda ningún ego cuando enlazaron algo escrito por mi en portada. Es una comunidad además con una cierta cultura de «razzia», de visita rápida y casi simultánea, lectura diagonal y no pocas veces comentario descontextualizado. ¿Aporta al que ve su blog «meneado» serlo? Personalmente creo que a no ser que se trate de un blog comercial que quiere mostrar muchas visitas, no. He sido meneado no pocas veces y la verdad es que creo que no me ha quedado un solo interlocutor/comentarista habitual que viniera por esa vía. Es como que tu casa se viera de repente llena de una marabunta que se queda dos minutos y luego se va. No hay contexto suficiente ni tiempo compartido para entablar amistad con ninguno de ellos.

  2. Jose Alcántara Dice:

    No hay dogmas, pero creo que con el tiempo Meneame aporta cada vez menos. hay que entender que el único valor (si lo medimos así) que aporta Meneame es el de filtrar noticias. Hay cada vez más cosas publicadas en la Red, Meneame sólo pasa por potada una cantidad finita (de hecho, escasa) de éstas. Ese valor comercial disperso en multitud de noticias se concentra en una escasa fila, con un nuevo rey elegido cada 30 minutos. Si lo tuyo es publicidad o ganar algo de pasta con publicidad web, Meneame puede serte de ayuda. Si lo tuyo es buscar conversaciones de calidad, no. Si lo tuyo es posicionar bien en un sector determinado (no quieres que te vea el público objetivo de Belen Esteban), conseguir bocaoreja que circule hasta personas que se conviertan en clientes… pues Meneame no te da nada, incluso te entorpece si llega alguien con ganas de aportar a una conversación y se encuentra 15 comentarios sin sustancia y, posiblemente, fuera de contexto.

    Y eso desde el punto de vista del que publica una web. Desde el punto de vista de el lector compulsivo, me interesa muchísimo más lo que me puede ofrecer un sistemas de recomendaciones tipo Google Reader, donde sólo me llegan los de mis amigos (en mi caso, de hecho, los de mis muy amigos), que una portada elegida por una serie de personas con las que no tengo relación y que, por tanto, coinciden en mis gustos y visión más bien poco…

  3. Pablo Herreros Dice:

    Querido Gonzalo: me gusta tu argumentación aquí y tus comentarios en mi blog sobre el tema. Sobre todo porque das una opinión completamente distinta de la mía.

    En tu caso, entiendo perfectamente que prefieras seleccionar lectores; pero en el mío, sigo pensando que me aporta beneficios tangibles salir en Menéame. En lo que difiero completamente de tu análisis es en que son todos gritones y todos pasan segundos en el blog. Mira las estadísticas que me dieron esos dos posts (más de 5min de permanencia de la gente que entra por Menéame, el mismo tiempo que el resto de lectores).

    Bueno, amigo, no me enrollo más, que bastante rollo calcé con el post de marras. Seguiremos disfrutando de charlar sobre ello con un buen vino delante. Y espero que pronto, que tengo mucho mono de nuestras comidas y me apetece verte. Gracias por ser valiente. Un abrazo!

    PD: jaja, no te conocía este blog, no 😉

  4. Gonzalo Martín Dice:

    Efectivamente, Pablo: ese es el quid, a tu blog le vale, a los mios no. A los tuyos les vale y son menos gritones los visitantes – lo que no sé es si tienen substancia – porque precisamente tus contenidos e intereses se mueven dentro del espacio de Menéame: para ti y tu empresa tu habilidad para generar esas portadas y presencias es un activo, porque los intereses de esa comunidad son cercanos a los grandes titulares y la comunicación de masas donde por tu trabajo te tienes que mover.

    Aquí tienes dos bloggers más de tráfico más que majo a los que tampoco les ha resuelto nada especial y donde la conducta de los usuarios se parece a la que yo he percibido: sin resultado final para incrementar o mejorar las conversaciones que se producen. De ahí que no pueda estar de acuerdo con la premisa de tu post: la idea de que de forma honesta confundimos la realidad. Se trata de otra realidad.

  5. Pulsiones: renovación de La Nueva Industria Audiovisual | La Nueva Industria Audiovisual Dice:

    […] para los propósitos de este blog o, si lo prefieren, mis propósitos de presencia en red, en clara divergencia con los resultados de mi colega de risas y pitanzas Pablo […]

  6. Plugin wordpress anti-meneame Dice:

    […] plugin anti-meneame que evita que tus posts puedan ser «meneados» y que por tanto sufras la «invasión» de decenas de visitantes que te comentarán compartiendo generosamente sus prejuicios a partir […]

  7. Morir para ser | Criticidades Dice:

    […] que importa, las conexiones que tienen sentido y el arte que permanece”. Es la razón que no entienden quienes ven que salimos huyendo de las sacudidas. Estar lejos de las […]