El 15-M que nos hubiera gustado tener

Minchinela es lo máximo. Oxígeno puro, vaya. Y en esta entrevista se produce el fenómeno más extraño del mundo. Tan extraño que se me dirá que no es extraño, sino que lo mirasteis mal. Es extraño porque Minchinela retrata el 15M que tuvo que haber sido, pero que algunos creemos que no fue. Verbigratia: la apelación a la sustitución de los medios para reclamar fuente directa ¡en Twitter! cuando ha sido un intento desesperado la búsqueda de esos medios para ser ratificado. Twitter molaba porque parecía egipcio, no porque se entendiera. Molaba porque El País lo miraba, no porque se quisiera un discurso autónomo, ni mucho menos con la potencia de lo digital en red.

Mientras que Raúl da en el clavo del diagnóstico del estado de la situación (los defensores del modelo de la Transición, por ejemplo, como el nuevo búnker, algo que por cierto es un vocablo de la Transición) con representaciones magistrales del presente: “si a la marginación consciente lo llamáis discriminación positiva…”, la vindicación de la ignorancia de Franco, escuchen lo del alcalde que pone las calles…

¿Qué hacemos pues? Raúl hace un relato impropio de lo que puede ser propio y es excelente… pero eso no estaba. O, a lo mejor, lo que sucede es que ellos no lo saben. Pero lo peor es que si ellos, los quincemistas, no lo saben, es que no aspiran a cambiarlo. No entienden la Transición, pero no entienden como destruirla. O el mundo analógico.

 

3 Respuestas a „El 15-M que nos hubiera gustado tener“

  1. Isabel Dice:

    Vaya dos! Qué debate selecto que nos perdemos….

    Aclarando mi escepticismo en tres párrafos… y unos cuantos enlaces imprescindibles. Si es que no se puede estar a todo!

  2. aurora alcrudo Dice:

    Me parece esclarecedor. Por fín alguien esboza algo del sinsentido acumulado a lo largo de los años por la “perversión” del lenguaje. un lenguaje que camufla la realidad y patrocina la mentira…

  3. No fue | Criticidades Dice:

    […] deja este enlace delicioso que descubre todo lo que el 15-M en realidad es y no lo que podría ser: todo es por la primera página, nadie ha pretendido liberarse de los medios. Se presentan como […]